Nuestra clínica

Nuestra clínica

Nuestra clínica

Nuestra clínica

Nuestra clínica

Nuestra clínica

Tratamientos

type your text for third image here

Tratamientos

¿QUÉ ES LA OSTEOPATÍA?

Según la Academia Americana de Osteopatía se define como:
“un acercamiento diagnóstico y terapéutico manual a las disfunciones de movilidad articular y tisular en general, en lo que concierne a su participación en la aparición de las enfermedades”.

Según la British School of Osteopathy se define como “un sistema de cuidado de la Salud ( Medicina Osteopática) diseñado para trabajar de la mano con la medicina alopática ( convencional), que utiliza métodos manuales de diagnóstico y tratamiento diseñados para habilitar al paciente que sufre a mejorar su estado de Salud”.

Se trata verdaderamente de una Medicina Osteopática, por tanto, nos interesará la totalidad del sujeto, puesto que dicha totalidad interactúa y compensa los eventuales desequilibrios del sistema, hasta que no puede compensar más y asienta la patología. La tarea del Osteópata será encontrar esos fallos en la compensación del sujeto. Es por ello que la principal herramienta del Osteópata será el DIAGNÓSTICO. Por eso, antes de cada sesión de Osteopatía se realiza una entrevista y una evaluación osteopática completa para determinar la CAUSA y así poder tratarla. De ahí el éxito de la Osteopatía: atacar la causa y no el síntoma.

La Osteopatía es una Medicina absolutamente MANUAL, en la que el terapeuta después del correcto diagnóstico y utilizando una serie de finos ajustes, trata la causa, muchas veces a distancia del síntoma que refiere el paciente, logrando armonizar al organismo y que éste reajuste donde sea necesario haciendo desaparecer el problema.

Por lo tanto el trabajo del Osteópata no es sólo tratar los síntomas, si no tratar la causa que motiva u origina ese síntoma, solucionando el problema desde la raíz y devolviendo la salud de la persona.

 

¿CUÁLES SON LOS PRINCIPIOS DE LA OSTEOPATÍA?

La Osteopatía fue fundada en los Estados Unidos en 1874 por el Dr. Andrew Taylor Still. Still fue médico durante la Guerra de Secesión y perdió a sus hijos por meningitis. Eso le hizo pensar que debía haber otra forma de tratar al ser humano.

Funda la Osteopatía sobre estos principios:

 

1.   LA UNIDAD DEL CUERPO.

El ser humano no funciona como una serie de partes independientes sino como un  todo. Todos los sistemas son interdependientes y están relacionados entre sí. Todo el cuerpo responde en su conjunto cuando se altera algún órgano o estructura. El mecanismo de unión entre las diferentes partes viene dado por la fascia (tejido conectivo). Los sistemas músculo-esquelético y nervioso contribuyen a la comunicación y a la locomoción, mientras que los sistemas arterial, venoso y linfático favorecen la nutrición de los tejidos y la eliminación de sustancias tóxicas.

 

 2.   LA ESTRUCTURA Y LA FUNCIÓN ESTÁN RELACIONADAS

La estructura gobierna la función y viceversa. Una estructura alterada puede producir una función alterada y al contrario. Ej.: un músculo dañado (estructura) puede producir un patrón motor (función) alterado. Así mismo, si realizo malas digestiones porque no cuido mi alimentación (función) se puede producir un daño en la estructura (úlcera de estómago).

 

 3.   LA AUTOCURACIÓN.

Nuestro organismo tiene mecanismos para autorregenerarse. Si esos sistemas están libres la enfermedad no asentará. Una vez acercados los extremos de una herida ¿necesita algo el cuerpo para cicatrizar por sí mismo? En términos técnicos hablamos de homeostasia y alostasia. Nuestro cuerpo dispone de los medios necesarios para eliminar o combatir la enfermedad (sistema vegetativo, inmunológico, hormonal…) a condición de que estos medios estén libres para actuar. Si existe trastorno circulatorio o metabólico que impide la nutrición normal de los tejidos estos serán más susceptibles de enfermar y el cuerpo no podrá defenderse. Existen numerosos mecanismos de tipo neuronal, hormonal, vascular, etc. a partir de los cuales el cuerpo puede regular sus funciones de manera no consciente.Es sorprendente que la enfermedad no aparezca con más frecuencia si tenemos en cuenta que en nuestro entorno hay infinidad de elementos patógenos, irritantes, y muchas sustancias tóxicas. La primera línea de defensa se encuentra en la piel y en las mucosas, dónde existen sistemas para detectar y negar la entrada a elementos nocivos para el cuerpo. Si dicha defensa es superada, el sistema inmune humoral y celular se activa para proteger al organismo de elementos potencialmente nocivos. Por su parte, el aumento de la temperatura (regulado por el Sistema Nervioso Central) puede aparecer como respuesta a la aparición de elementos patógenos y lo hace para inhibir la reproducción de microorganismos, dando tiempo a la respuesta inmune a actuar.

 

 4.   LA LEY DE LA ARTERIA.

Todos los tejidos del cuerpo deben tener una buena irrigación para así poderse nutrir y oxigenar así como también eliminar correctamente los desechos.
 Cada milímetro cuadrado de nuestro organismo está irrigado con sangre arterial.
 En los sitios en que la irrigación es defectuosa es más fácil que se instale la enfermedad. 

El objetivo del tratamiento osteopático es mantener la circulación sanguínea sin obstáculos.

 

La OSTEOPATÍA engloba tres grandes áreas, interrelacionadas entre sí y presentes en mayor o menor medida en cada sesión de tratamiento, que son:

  • OSTEOPATÍA ESTRUCTURAL.
  • OSTEOPATÍA CRANEAL.
  • OSTEOPATÍA VISCERAL.

No existe separación entre esas tres ramas, ya que en cada sesión el Osteópata debe verificar esas esferas para encontrar dónde está la causa del problema para así tratarla.